Tips para retomar la vida antes de la pandemia

La pandemia de COVID-19, un acontecimiento que ha marcado definitivamente una época, un dolor que quizás persistirá mucho después de la remisión del virus.

Table of Contents

Mundo

La pandemia de COVID-19, un acontecimiento que ha marcado definitivamente una época, un dolor que quizás persistirá mucho después de la remisión del virus.

Una crisis que deja cicatrices en muchos que han perdido a sus seres queridos, se han quedado sin trabajo y tal vez pasen apuros económicos. Por no hablar de los efectos psicológicos de la angustia y la soledad del aislamiento social.

Parejas que tuvieron que posponer su esperada boda, bebés que nacieron en plena pandemia y que aún no conocen personalmente a sus abuelos por el riesgo o viajeros que vieron frustrados sus planes de recorrer el mundo. La pandemia COVID-19 supuso para muchos el aplazamiento o la cancelación de planes y objetivos, y la transformación de las metas vitales.

Por todo ello, se han producido cambios en la forma de pensar, comportarse y relacionarse de las personas (algunos conscientes, pero muchos inconscientes), cambios que ya empiezan a definir la nueva normalidad.

Una de ellas es el conocido síndrome de la cabaña. Una normalización del encierro, un estado en el que las personas después de un largo tiempo de reclusión por obligación tienen dificultades para reanudar su vida. Hasta el punto de que la sola idea de salir, socializar y volver a exponerse al mundo exterior les produce tensión, nervios, ansiedad e incluso ira o miedo. 

Y no sólo por la posibilidad de contagio del COVID-19, sino también por una inesperada mezcla de sentimientos que cada vez más personas están experimentando. Como la ansiedad en ambientes abiertos o en multitudes, la hipocondría y los trastornos obsesivo-compulsivos relacionados con la higiene y la limpieza. Se trata de una reacción en cadena que puede dificultar la adaptación de las personas a las nuevas rutinas de la sociedad como consecuencia del coronavirus.

Pero, ¿cómo solucionarlo? Es algo que nadie esperaba tener que gestionar. Un sector que ha sabido actualizarse y adaptarse rápidamente es el de las sexoservidoras y escorts en Tuxtla Gutiérrez que se anuncian en Skokka, pero no todo el mundo ha sido igual. Hoy en día, las personas se enfrentan al temor de volver a las calles por miedo al contagio o simplemente por la ansiedad de volver a una rutina similar a la que existía antes del encierro. 

Un nuevo mundo con cierres parciales y contención intermitente

A veces son importantes y necesarios los momentos de adversidad para hacer aflorar la resiliencia que habita en cada individuo, los acontecimientos históricos del pasado lo confirman. Además, el ser humano tiende a ser mucho más adaptable al contexto en el que se encuentra de lo que se podría pensar.

Comprobar el bienestar de los vecinos, cuidar de los necesitados, cocinar para los amigos, ir al mercado para los ancianos… fueron muchas las actitudes de amor al prójimo manifestadas por la pandemia.

Pero ahora que las cosas avanzan cada vez más rápido hacia la tan esperada nueva normalidad, ¿cómo proceder? ¿Cómo salir de la cabaña que muchos han creado?

Skokka ha consultado a las escorts profesionales mexicanas y ha decidido arrojar luz sobre el tema y enumerar sencillos consejos que pueden ayudar en este proceso:

-Volver a las rutinas del pasado poco a poco: 
Los expertos indican que es importante para la salud mental hacer los cambios de forma gradual, para no sentir el golpe de forma brusca.

-Prepara todo: 
Aquí se trata de minimizar las barreras mentales. Es decir, si vuelves a trabajar en la oficina, por ejemplo, intenta dejar la ropa, los bocadillos u otras cosas necesarias organizadas desde el día anterior.

-Mantener una dieta equilibrada y hacer ejercicio:
No es una novedad que la salud física y mental están conectadas, además, estar en movimiento ayuda a asimilar los cambios de una manera más suave.

-Cumplir con las medidas de higiene:
No es porque las cosas estén mejorando que puedes aflojar. Hay que seguir con todas las medidas higiénicas y sanitarias para que no se pierda todo lo que se ha conseguido hasta ahora en términos de progreso en el mundo.

-Humor:
La vida se aligera con el humor. Una actitud positiva hacia la diversidad puede aportar beneficios inimaginables en términos de adaptación.

-No hay prisa por volver a todas las reuniones sociales:
Es importante no cobrarse a sí mismo y respetar su propio tiempo. Para algunas personas más que para otras, volver a las reuniones sociales con mucha gente no es todavía una opción y no hay nada malo en ello.

-No quieras continuar donde lo dejaste:
Aunque la vida se encamina hacia la normalidad, no es la misma vida que había antes de que sucediera todo esto, es decir, ahora hay un nuevo camino, otras oportunidades, que puede ser mejor o peor la vida que tenías antes, pero que es diferente.

La necesidad de reanudar las relaciones sociales antes del confinamiento puede generar ansiedad en muchas personas, aunque a diferentes niveles. Es seguro que tras este fatídico acontecimiento la forma de relacionarse cambiará profundamente.  La cuestión es si cambiará para mejor o si volverá al mismo punto que antes. Con la cooperación y el compromiso, todos podemos hacer de este momento un puente hacia un cambio global positivo.

Fmd: Luna Díaz

Te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

España donará más de 200 mil vacunas a Guatemala

El apoyo comenzará a llegar en los próximos días y Guatemala será uno de los países entre la lista de naciones priorizadas por España y recibirá más de 200 mil dosis. España prometió donar 7.5 millones de vacunas contra el Covid-19 a Latinoamérica y Guatemala será uno de los primeros países […]
Vacuna del COVID-19 causa serias reaciones alergicas

Suscríbete ahora