Un hombre con su perro en una calle de Wuhan, 14 de abril de 2020.

Lleva 3 meses esperando a su dueño fallecido

#AmigoFiel

Sin saber que su dueño murió de coronavirus hace tres meses, el fiel animal se ha ganado los corazones de los trabajadores del centro médico.

El perro de un jubilado chino ha estado esperando tres meses a su dueño en el vestíbulo del hospital Taikang de Wuhan. El hombre falleció cinco días después de ser ingresado a causa del covid-19.

La lealtad del pequeño can, de siete años, se ganó los corazones de los trabajadores del centro médico. Wu Cuifen, una mujer que dirige un supermercado en el edificio, dijo a los periodistas que cuando se enteró de que el dueño del perro había muerto, trató de llevar al animal lejos del hospital, pero fue en vano. Ella se encargó de cuidarlo de forma temporal y lo llamó Xiaobao, o ‘pequeño tesoro’.

Hans Solo@thandojo

Loyal #dog waits at a #Wuhan hospital for 3 months after his owner dies from covid-19
7-yo dog Xiao Bao waited patiently for his owner at Wuhan hospital.Staff at Wuhan Taikang Hospital fed Xiao Bao
Xiao’s owner died 5 days after being admitted

Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter

264:49 – 26 may. 2020Información y privacidad de Twitter AdsVer los otros Tweets de Hans Solo

El supermercado de Wu Cuifen está en el primer piso del hospital. “Cada mañana, cuando abría, Xiaobao estaba allí esperándome. Me despedía al final de cada día”, dijo.

Sin embargo algunos pacientes han mostrando su descontento por ver a un perro deambulando por el hospital y se quejaron a los jefes de la institución. Entonces, las enfermeras se pusieron en contacto con una protectora de animales de Wuhan, cuyos miembros ya acogieron a Xiaobao y están buscándole una familia que lo adopte.

Le puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Caravana por el Trabajo

El día de ayer a partir de las 11:30 horas, arrancó desde el Obelisco ubicado en la avenida de Las Américas de la ciudad capital, una caravana de protesta contra el cierre de la economía, decretado por el señor Alejandro Giammattei Falla.

Suscríbete ahora