Nacionales

Migrantes hondureños entran a Guatemala como si fuera el patio de su casa

Tabla de contenidos

La nueva carvana de migrantes hondureños entró a Guatemala de forma legal. Así lo informó el Instituto Guatemalteco de Migración (IGM).

Alejandra Mena, portavoz de la entidad, informó que el sábado pasado el ingreso de migrantes no fue masiva.

Se trató de un flujo migratorio normal de 100 hondureños que se dirigen a Estados Unidos.

Durante el fin de semana hubo inspecciones en los pasos fronterizos de Agua Caliente y El Corinto, en la frontera con Honduras, y habían ingresado aproximadamente 100 personas, informó Mena

Los inmigrantes iniciaron el viaje desde San Pedro Sula. Viajaron en autobús durante 300 kilómetros hasta el paso fronterizo con Guatemala.

Avanza

La caravana pernoctó, en su mayoría, en el Centro de Atención a Migrantes en la ciudad de Nueva Ocotepeque (Honduras), aunque algunos lo hicieron en áreas verdes de la plaza central del lugar.

Después avanzó varios kilómetros unida desde San Pedro Sula y posteriormente se dispersó en algún momento, por diferencias por liderazgos entre los jóvenes, mencionó Gerardo Alonso Muñoz, quien durante un buen tramo encabezó la caravana.

Datos

Es la segunda caravana del año. La primera surgió entre el 15 y 17 de enero pasado.

Unas 4.000 personas procedentes de Honduras -y unos cuantos de El Salvador y Nicaragua- ingresaron a Guatemala por los pasos de Agua Caliente y El Corinto para continuar su camino hacia Estados Unidos, pero se encontraron con el muro mexicano representado en la Guardia Nacional de ese país.

Cientos de migrantes ingresaron a México desde Guatemala, aprovechando la ausencia de fuerzas de seguridad en la frontera, avanzaban hacia un control de seguridad desplegado por el gobierno mexicano en Ciudad HidalgoChiapas.

Esto después en enfrentamientos de policías mexicanos con los migrantes.

El año pasado

El 13 de octubre de 2018 más de 5.000 inmigrantes, según fuentes oficiales, se fueron de su país aduciendo la mayoría de que no encuentran trabajo y la violencia criminal que vive el país centroamericano.

Migrantes hondureños rechazan la ayuda alimentaria que se les da pues no comen frijoles, dejan toda a su paso lleno de basura e incluso se han reportado hechos delictivos de estos grupos pero siguen entrando a territorio nacional como si fuera el patio de su casa pues nadie hace nada.

Lea también:

Transmetro celebra 13 años de servir en la capital

.