Home > Mundo > Casino y bolsa, ¿en qué se parecen?

Casino y bolsa, ¿en qué se parecen?

///
Comments are Off

Se dice que la bolsa es a los inversionistas lo que el casino es a los jugadores. Pero, aunque parezca sorprendente, estas dos actividades tienen muchas más cosas en común de lo que uno piensa.

La bolsa de valores y las inversiones que se realizan dentro de ella son como un gran casino, en donde las apuestas se basan en las empresas en las que podemos invertir y los resultados se traducen en el alza o baja de nuestras acciones, lo que puede representar ganancias o pérdidas según sea el caso.

“La principal característica que los juegos de azar en los casinos comparten con las inversiones de la bolsa es la adrenalina que se produce al momento de invertir o apostar, ya sea en acciones o en algún número con el que creemos que vamos a ganar pero con el que, al final de cuentas, realmente no tenemos la certeza de que así será”, explican los expertos de Jackpot Casino.

En ambos casos, al ganar o perder, se pueden obtener los mismos resultados en el sentir del usuario, la psicología de este es siempre la misma tanto en las apuestas como en las inversiones. Usualmente las personas que deciden poner alguna parte de su dinero en estas actividades lo hacen porque estos montos no representan ningún gasto para ellos y por el contrario, se trata de dinero que no está destinado para alguna otra cosa.

Sin embargo, también existen grandes diferencias entre la inversión en la bolsa y las apuestas. Ninguna debe tomarse a la ligera, los riesgos a tomar en cuenta son distintos para cada caso y existen ciertas reglas o principios que cada adepto a estas actividades debe contemplar antes de hacer uso de su dinero.

En el caso de la bolsa de valores, a pesar de que las inversiones sí son un tipo de apuesta, no se trata únicamente de la suerte, sino que el inversor debe realizar un estudio previo, saber la situación del mercado actualmente y hacer una predicción de cuáles serán los resultados el día de mañana, por lo que no se trata de invertir por el número o la marca favorita, sino de analizar e invertir en aquella acción que tiene todas las probabilidades de subir, aunque esto no garantiza que realmente sucederá.

El caso de los casinos, por el otro lado, usualmente se trata de adivinar y dejar todo al azar para la definición de resultados, que si bien es cierto que podemos basarnos en resultados anteriores, como sucede con las carreras de caballos, la realidad es que son muchos más factores los que entran en juego para determinar si ganamos o perdemos con la apuesta que hemos realizado y la gran mayoría de ellos son impredecibles.

Así que ya sea que inviertas en la bolsa o apuestes en un casino, trata de hacer tus mejores predicciones y apostar por aquel que tiene las mayores probabilidades, que al final todo se trata de un juego de números al que hay que estudiar bien para obtener los mejores resultados.

Te podría interesar...