El contenido que te presentamos en pantalla, podría, o no, estar dirigido a público mayor o de amplio criterio. Te recomenamos discreción.
Home > Notas curiosas > Mitos sobre sexo

Mitos sobre sexo

///
Comments are Off

Es más que probable que todos hayamos escuchado una gran cantidad de mitos sexuales, especialmente durante nuestra etapa de adolescencia. Sin embargo (desafortunadamente), algunos de estos mitos pueden persistir hasta la edad adulta y afectar a la forma en que nos relacionamos con los demás en la vida sexual.


Los mitos sobre sexo más antiguos y más extendidos se resumen en frases como «¡Te quedarás ciego si te masturbas!» «Si vas a enfrentarte a un evento deportivo, mejor no practiques sexo». ¿Te suenan familiares estas frases?

Pues hoy estamos aquí para ver los hechos sobre estos y otros mitos sobre el tiempo de calidad en el dormitorio, y no nos referimos a dormir, huelga decir.

Así que siéntate, relájate y aprende por qué deberías dejar de preocuparte tanto por los «hechos» apócrifos sobre el sexo.

Y es que hay muchos mitos sobre el sexo y nuestra actitud hacia el placer. En la cultura popular, a menudo se construye como algo ilusorio o centrado en los hombres, por lo que no es sorprendente que muchas personas todavía estén mal informadas en el siglo XXI. Con eso en mente, hemos seleccionado algunos de los mitos que circulan con mayor frecuencia en el mundo online y offline con el objetivo de dejar las cosas claras.

Porque las fantasías pueden ayudar a mejorar la vida sexual pero, los mitos, pueden frenar el deseo en seco. Tales mitos no son las leyendas de la historia clásica. Son las historias que nos contamos a nosotros mismos y a los demás para apoyar la idea de que las personas mayores no deberían, no pueden y no querrían tener relaciones sexuales, por ejemplo. Sin embargo, este tipo de mito tiene tan poca relación con la realidad como las fantasiosas sagas de dioses y diosas antiguos.

¿Te preguntas qué pasa con tu vida amorosa a medida que envejeces? A medida que llegas a los 50, 60, 70 años y más, el mito es que debemos empezar a tener en mente que la vida sexual se ralentiza o incluso desaparece. Nada más lejos de la realidad. Este es solo uno de tantos mitos sobre sexo que intentaremos aclarar hoy.

Hacer estallar la cereza

Este concepto es muy arcaico. Se trata de la antigua creencia de que el himen de una mujer es un buen lugar para mirar si se desea saber si todavía es virgen o, al menos, si ha tenido relaciones sexuales vaginales. Pero aunque se le da mucha importancia al himen como un supuesto marcador de virginidad en muchas culturas, la verdad es que la mayoría de las veces, no puede decirnos mucho sobre la historia sexual de una mujer.
El himen es una membrana que recubre la abertura de la vagina, y su forma y tamaño reales varían de mujer a mujer. Normalmente, no cubre la abertura vaginal por completo, lo que tiene mucho sentido, ya que de lo contrario la descarga menstrual no podría salir de la vagina.
De hecho, algunos de nosotros incluso nacemos sin himen.
Si bien las relaciones sexuales vaginales o algunas actividades físicas más extenuantes pueden causar un goteo leve del himen, muchas mujeres no experimentan ningún desgarro o sangrado durante las relaciones sexuales, ya que el himen puede estirarse para acomodar el pene. Esta membrana es como una goma, elástica y flexible.

Menstruación: barrera definitiva antiembarazos

Otro mito favorito de la tradición sexual es que las mujeres no se pueden quedar embarazadas si tienen relaciones sexuales durante la menstruación. Es cierto que este escenario es altamente improbable, pero aun así, la posibilidad de embarazo no se elimina por completo. La probabilidad de quedar embarazada después del período sexual depende en gran medida de la duración del ciclo menstrual. En la mayoría de las mujeres, el ciclo menstrual dura aproximadamente 28 días. Por lo general, de 3 a 5 de esos días aparece el periodo, durante el que se eliminan los óvulos no fertilizados y el revestimiento uterino. Las mujeres son más fértiles durante la etapa de ovulación de sus ciclos menstruales, cuando se producen óvulos frescos. La ovulación generalmente tiene lugar entre 12 y 16 días antes del inicio del próximo período. Sin embargo, algunas mujeres tienen ciclos más cortos, lo que significa que su etapa de ovulación también ocurre antes. Eso, junto con el hecho de que los espermatozoides pueden vivir dentro del cuerpo humano hasta cinco días, significa que si el momento es correcto, los espermatozoides podrían permanecer en el cuerpo femenino durante el tiempo suficiente para sobrevivir al período y penetrar un óvulo fresco. Por tanto, si planeas aliviar el dolor menstrual con sexo, mejor con preservativo.

No es un orgasmo si no es vaginal

Quizás gracias al ideal de excitación difundido por el porno comercial, muchas personas han creído o creen que el orgasmo de una mujer es puramente una experiencia vaginal, que se logra a través de la penetración repetida. Un vistazo rápido en Internet nos revela que algunas búsquedas populares incluyen, «¿Por qué no puedo llegar al orgasmo?» y «¿Por qué no puedo hacer que mi novia llegue al clímax?». Está claro que no existe una receta única para alcanzar el orgasmo, y muy a menudo, las mujeres requerirán estimulación del clítoris, en lugar de solo penetración vaginal, para alcanzar ese momento álgido. Para algunas mujeres, la penetración no es suficiente, y la estimulación del clítoris por sí sola es su “escalera al cielo del placer”. De hecho, según Essentials of Obstetrics and Gynecology, de las mujeres que alcanzan el clímax sexual, «el 25% logra el orgasmo con penetración y el 75% restante necesita estimulación adicional del clítoris»

.

La masturbación es mala

¿La masturbación es negativa? Hay muchos mitos relacionados con la masturbación: que puede hacer que un hombre se quede ciego; que puede conducir a la disfunción eréctil, que puede causar disfunción sexual en las mujeres… Paparruchas. La masturbación no nos hará ningún daño, más bien todo lo contrario. En caso de que aún haya dudas, no hay absolutamente ningún vínculo entre los genitales y los ojos, así que, por más que lo intentes, jamás perderás el don de la visión simplemente explorando tu parte íntima.
De hecho, los especialistas argumentan que no existe ningún problema con la masturbación frecuente, y en realidad, viene con una gran cantidad de beneficios para la salud, incluida la liberación de la tensión y 
una hoja de ruta para nuestro propio cuerpo. Y es que una mujer que se masturba, es capaz de alcanzar el orgasmo más fácilmente; y cuenta con más recursos para solicitar el tipo de atención que mejor funciona para ella.

La masturbación causa disfunción eréctil

La terapeuta sexual Teesha Morgan explicó en una charla TED que este extremo representa también una preocupación falsa. Sin embargo, agregó que lo que podría suceder en algunos casos es que un hombre pueda acostumbrarse a ciertas prácticas, por ejemplo, orgasmos extra rápidos, que luego podrían convertirse en un problema en el sexo en pareja, con resultados no deseados. «Digamos que, como hombre, cada vez que te masturbas solo te das unos minutos desde el primer contacto hasta la eyaculación. Eso puede condicionarte a esos pocos minutos, así que cuando estás con una pareja y quieres durar más, puede generar un gran problema para el hombre», aclara Teesha Morgan. Una buena manera de evitar que esto suceda, según la experta, es «hacer que la práctica individual y con pareja sean lo más parecidas posible«, lo que puede implicar pasar un poco más de tiempo de calidad con uno mismo, en lugar de tener prisa por llegar a la cima.

¿Entonces no hay problema?

Sí que es cierto que los investigadores señalan que aún se deben realizar más investigaciones, con respecto a los posibles efectos psicológicos del sexo cuando se trata del rendimiento deportivo, por ejemplo, pero no a nivel físico. Un editorial (Does Sex the Night Before Competition Decrease Performance?) publicado en la revista Clinical Journal of Sport Medicine en 2006 que aborda la cuestión del rendimiento deportivo después del coito sugiere que, dependiendo de la capacidad de recuperación psicológica individual, el sexo podría alterar el estado mental de un atleta antes de un campeonato. «Si los atletas están demasiado ansiosos e inquietos la noche anterior a un evento», escriben los autores, «el sexo puede ser una distracción relajante. Si ya están relajados o, como algunos atletas, tienen poco interés en el sexo la noche anterior a una gran competición» , entonces una buena noche de sueño es todo lo que necesitan «.

Las ostras aumentan la libido

¿Verdad o mito? Las ostras son solo uno de los alimentos que se han expuesto a lo largo de los años como impulsores del deseo sexual. Cuenta la leyenda que el libertino Giacomo Casanova se comía 50 ostras cada mañana para alimentar sus locas aventuras sexuales, por ejemplo. Pero, ¿es este efecto real, o simplemente el resultado de una ilusión masiva perpetuada? Los expertos se inclinan a esta última. «Ningún estudio ha mostrado ningún efecto de mejora sexual de las ostras», escriben los autores del libro “Don’t Put That in There”Aaron E. Carroll y Rachel C. Vreeman. “Los científicos tampoco pueden encontrar ningún ingrediente especial en la ostra que sugiera la capacidad de convertir a hombres o mujeres en bestias furiosas del sexo. Las ostras son principalmente agua, algunos carbohidratos y algunos minerales «. Algunos han especulado que la reputación de la ostra se debe a su textura salada y líquida que, cuando se combina con su caparazón curvado, podría recordar la anatomía femenina, pero todo lo demás, es pura fantasía.

No puedes quedarte embarazada la primera vez

¿Puede una mujer quedarse embarazada la primera vez que tiene relaciones sexuales? Por supuesto que sí. Quedarse embarazada no tiene nada que ver con cuántas veces haya tenido relaciones sexuales. Si la mujer está cerca del momento de la ovulación en el momento de practicar sexo, se puede quedar embarazada, así de simple. La primera vez no te hace inmune a nada. De hecho, quedarse embarazada la primera vez ocurre con bastante frecuencia. Y es probable que por los nervios de la primera vez, se adelante la ovulación, facilitando así la concepción.

El sexo en la vejez es “feo”

La sociedad se inclina por desexualizar a los adultos mayores. Cuando estos expresan su sexualidad, a menudo suele verse con burla, por ejemplo, el estereotipo del «viejo verde». La realidad es que es muy saludable para los adultos mayores expresar su sexualidad. No podemos negar que el ser humano vive cada vez más y nos mantenemos saludables por más tiempo. Como ejemplo, el astronauta John Glenn regresó al espacio a los 77 años. Con esta tendencia hacia la vitalidad de la edad adulta, ¿por qué no se debería permitir a las personas mayores desechar los vetustos estereotipos para expresar sus apetitos sexuales normales y saludables?

Las duchas vaginales previenen el embarazo

Otro mito totalmente falso. Según el C.S. Mott Children’s Hospital, las duchas vaginales no funcionan. Si tenemos relaciones sexuales no planificadas o se rompe el condón, las duchas vaginales no frenarán el posible embarazo. Ante la duda, recomienda usar anticonceptivos de emergencia como la píldora del día después. Hay que tomarla en un plazo de 120 horas (5 días) después de tener sexo sin protección.

Si el hombre no eyacula dentro, no te puedes quedar embarazada

Hay muchas leyendas urbanas sobre cómo exactamente puede y no puede una mujer quedar embarazada cuando se trata de sexo masculino-femenino, pero aclaremos esto. «Uno de los mitos más ampliamente creídos es que no quedarás embarazada si el hombre sale a tiempo, pero ese no es el caso», aclaró Mache Seibel, un experto en educación para la salud. La marcha atrás no funciona. ¿Por qué? Porque muchas veces, el precum o pre- eyaculación brota por delante del mayor volumen de semen, pero aún contiene algo de esperma, es por esto por lo que el método de la “marcha atrás” a veces falla.

A mayor tamaño de pie, mayor tamaño de pene

Este mito, al igual que los otros que hemos estado analizando, está ampliamente extendido en la sociedad. Un estudio llevado a cabo por Julian Shah del Departamento de Urología del Hospital St. Mary de Londres (Reinod Unido) concluyó, tras examinar a 104 hombres, que no había ninguna correlación entre tamaño de pene y tamaño de pie, por lo que es una afirmación sin base científica. Y no, las manos tampoco determinan el tamaño del miembro. Es curioso, porque no se ha encontrado asociación ninguna entre el tamaño del pene y una mejor fertilidad o un mayor placer, pero, algunos hombres viven obsesionados con esta zona particular de su cuerpo.

Lea también:

Qué quieren los hombres en la cama según su edad

Te podría interesar...
You may also like
Curiosidades sobre las fantasías sexuales
Padre sádico manoseaba y luego violaba a su hija con la excusa de ponerle crema
Capturan a banda de policías ladrones
Atrapan a sicario que conducía un bus de la ruta 40R