Acción

El alumno supera al maestro

Una fiesta de goles se vivió en el Estadio Cementos Progreso, en donde Comunicaciones B le faltó el respeto a su hermano mayor al ganarle 3-2 a Comunicaciones e Iván Franco Sopegno a su amigo Willy Coito Olivera, en el partido de ida de octavos de final del Torneo de Copa.

La atención de la jornada se centró en este encuentro, porque 2 equipos de la misma institución se midieron y en cuanto a lo futbolístico no defraudaron, de hecho, quedó registrado como una victoria sorpresiva e histórica.

No ganaron los jugadores de renombre, triunfaron los que esperan un oportunidad para dar el salto a la élite, a pesar de que el mexicano y goleador de la Liga Nacional, Darío Carreño empezó a inclinar la balanza en favor del cuadro mayor, en el minuto 18.

Marvin Ceballos tuvo la oportunidad de ampliar la ventaja, pero falló un penal en el 34, por lo que recién comenzado el segundo tiempo, Jonathan Soto no tuvo problemas para advertir que darían batalla al firmar el empate a 1.

La pelota iba y venía, y en esos lances apareció Jorge Vargas, para devolver la ventaja a los dirigidos por Coito; sin embargo, el tanto fue para terminar de despertar la voracidad del rival porque en el 68, Soto, de penal, concretó de nuevo la igualdad.

Pero, en el 74, Marvin Rivera se arriesgó y la filial de Comunicaciones lo ganó. El futbolista se sacudió la presión y conectó un sablazo de larga distancia que se introdujo en el arco de Fredy Pérez y con ello sonrojaron a sus mayores.

Con información de DCA