Nacionales

Ebrios dejan sin hogar a 90 familias porque no les vendieron cerveza

...

Unas 90 familias de guajeros se quedaron sin hogar, debido a un enorme incendio a inmediaciones del relleno sanitario de la zona 3, según los afectados dos hombres ebrios prendieron en llamas las champas porque no les quisieron vender cervezas.

El incendio se desató en horas de la madrugada.

El hecho ocurrió en el asentamiento El Pino, ubicado en la 31 calle de la referida zona.  Los testigos señalaron que los responsables estaban molestos y optaron por desatar el siniestro.

A eso de la una de la mañana de hoy, los vecinos fueron despertados por las voraces llamas y para salvar sus vidas, tuvieron que abandonar sus humildes viviendas, sin embargo, no les dio tiempo de sacar pertenencias y el fuego arrasó con todo.

Los habitantes lograron ponerse a salvo pero se quedaron sin pertenencias.

Tanto los Bomberos Municipales y Voluntarios, arribaron rápidamente al lugar de los hechos utilizando mangueras a toda presión para poder sofocar las llamas, las champas fueron destruidas en cuestión de minutos, pues había mucho material almacenado en las habitaciones, la mayoría de los ocupantes eran guajeros. Socorristas no reportaron víctimas.

Los afectados buscaron algunas de sus pertenencias entre los escombros.

Luego del susto, los vecinos relataron que los hombres estaban ingiriendo cervezas en una tienda del sector y como ya era tarde, los dueños del negocio se negaron a despacharles.  Momentos más tarde regresaron para tomar venganza, no midiendo las consecuencias de sus actos.

“NOS QUEDAMOS EN LA CALLE”

“Estoy recién operada del  abdomen, mire pues el incendio nos dejó en la calle y sin nada, no pudimos sacar ni siquiera nuestra ropa, todo se quemó”, señaló Gabina Chivalán Aguaré, una de las afectadas.

Se desconoce el paradero de los responsables.

“Somos de escasos recursos pero gracias a Dios estamos vivos y toda mi familia logró salir a tiempo, ojalá alguien de buen corazón nos dé su apoyo”, agregó.

Algunos afectados trataban de rescatar entre los escombros algunas pertenencias, otros retiraban las láminas para poder reconstruir sus viviendas.

Fotos: Domingo Tercero 

Publicidad

Publicidad