Home > Editorial > Jornada de terror en el Hospital Roosevelt

Jornada de terror en el Hospital Roosevelt

editorial

El rescate de un líder pandillero convicto e identificado como Anderson Daniel Cabrera Cifuentes, de 29 años, cabecilla de la clica Vatos Locos de la Mara Salvatrucha, provocó la muerte de siete personas y 11 más resultaron con heridas producto de un intenso tiroteo que desataron en la emergencia del Hospital Roosevelt con tal de liberarlo.

Entre sus víctimas mortales cobró la vida de dos agentes del Sistema Penitenciario, además un niño de 4 años lucha por su vida pues una bala le impactó en su cráneo, mientras que Cabrera, señalado de cometer más de 20 asesinatos y quien guardaba prisión preventiva en el Centro de Detención para Varones Fraijanes II, logró fugarse.

Cuyo traslado al centro asistencial fue autorizado por el juez Pablo Xitumul del Tribunal de Mayor Riesgo C, para que le practicaran pruebas de laboratorio al reo fugado, quien hasta el momento sigue prófugo.

No obstante, la eficiente reacción de las fuerzas policiales ante el ataque perpetrado en las instalaciones del Hospital Roosevelt, durante la mañana de ayer,  permitió la captura de Jonathan Daniel Chach Suret de 19 años, alias “Danny”, Elder Josué Méndez Diaz, de 22; Ángel Estuardo García, de 20; Santos Humberto Cruz López, 29 y un menor de 17 años identificado con el alias “El Niño”, a quienes los agentes les incautaron tres fusiles de asalto y un chaleco antibalas que portaba el menor de los atacantes, quien confesó ante la prensa ser miembro de la Mara Salvatrucha desde hace un año.

Cabe señalar que la indignación ciudadana no se hizo esperar y en medio del luto expresó su rechazo ante el tiroteo a través de múltiples publicaciones en las redes sociales,  demandando a las autoridades de Gobierno que ya no se autorice el traslado de reos de alta peligrosidad a los hospitales públicos y que estos sean atendidos en los centros de privación de libertad donde estén recluidos.

Es necesario que la trágica jornada de terror vivida ayer por quienes buscaban asistencia médica y por quienes a diario luchan contra las adversidades para hacer lo mejor posible su trabajo, sea un punto de partida para cambiar la realidad de un país que se desangra diariamente en una guerra invisible que hay que atender desde sus raíces para lograr la paz que todos anhelamos y merecemos.

Te podría interesar...
You may also like
Militares sobrevivientes de ataque de terroristas relatan su historia
Receta para hacer Frijoles Blancos
TSE inicia cancelación de 14 partidos políticos
CSU advierte acciones legales si estudiantes no entregan hoy las instalaciones de la USAC

Leave a Reply