Cae el máximo jefe de la Mara Salvatrucha, el más buscado de El Salvador

En 24 allanamientos para desarticular a grupo de extorsiones, se logró la captura importante en San José Pinula de Pedro Benjamín Rivas Zelaya apodado “El Snyper” presunto jefe de la pandilla Salvatrucha, y el segundo al mando Cristian David Fuentes Ajosal, alias “Baby”.

Zelaya fue capturado en San José Pinula, es presunto jefe de la mara Salvatrucha y tiene una orden de aprehensión en El Salvador por delitos de homicidio agravado y organizaciones  terroristas.  Mientras el supuesto pandillero Snaiper es ranflero de la clica “Mafiosos” y un importante integrante de la mara Salvatrucha, denominada La Federación, su captura se efectuó en la 4a. avenida 3-52, zona 8 de Mixco, Ciudad San Cristóbal.

Durante los allanamientos realizados en las viviendas fueron incautados varias armas de fuego, fusiles con municiones, seis carros que tienen reporte de robo, 16 celulares, una granada y drogas.

Otras capturas fueron en contra de:

Wendy Fabiola Castellano Flores, de 34 años, aprehendida en la zona 5, por el delito de extorsión.

Un menor 17 años fue localizado con dos pistola, cartuchos calibre 5.56 mm. y celulares en San José Pínula.

Salvador Alexander Rivera, de 25 años, alias “El Chirrias”, capturado zona 5, se reporta la incautación de un kilo de marihuana, 21 municiones para fusil, una granada de fragmentación y 5 teléfonos celulares.

Silvia Yolanda Hernández Gónzales, de 29 años y Yolanda Verónica Raxic Pérez, de 23 capturadas colonia Nuevo Amanecer, zona 21, por el delito de obstrucción extorsiva de tránsito.

Luis Adolfo Chay Coj de 22 años y se localizaron dos fusiles, 2 machetes, 4 tolvas para fusil, 18 municiones para fusil calibre 5.56, 270 municiones para fusil, 1 una pistola calibre 40.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

¿Predijo la Biblia ataque de Trump sobre Siria? Sacerdote comenta el polémico pasaje

El párroco salvadoreño, Samuel Bonilla explica el controversial pasaje bíblico.

Suscríbete ahora