“Casi me da un ataque”: Una madre percibe un peligro mortal al fotografiar a su hija

Una sesión fotográfica de una familia por poco termina en tragedia, debido a que una serpiente marrón oriental de dos metros ‘posó’ para el recuerdo junto a una niña de dos años en Victoria (Australia), informa el diario ‘Daily Mail‘.

Bianca Dickinson quería fotografiar un paisaje pintoresco de fondo y notó un extraño movimiento cerca del lugar donde se encontraba su pequeña. En un principio, pensó que la hierba seca se balanceaba a causa del viento pero, segundos después, se sorprendió al darse cuenta de que se trataba de ese reptil.

Aunque esta madre quiso correr para tratar de alejar a su hija del peligro comprendió que, si actuaba de ese modo, podría asustar a la serpiente y arriesgar aún más la vida de la menor: “Debido a que yo me quedé quieta, mi hija también permaneció inmóvil” y el animal ” siguió su camino”, relató Dickinson.

Cuando la autora revisó las instantáneas, descubrió que había logrado capturar el comprometido momento. A pesar de que la niña ni siquiera se percató de la presencia del ofidio, Bianca Dickinson pensó que iba a sufrir “un ataque al corazón“. La serpiente marrón oriental es el segundo animal de su especie más venenoso del mundo y es responsable de la mayoría de muertes por mordeduras que ese tipo de depredadores causan en Australia.

Con información de: RT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

No a la interpelación

Las interpelaciones a los ministros de gobierno, se ha convertido en un caballito de batalla por parte de diputados al Congreso de la República. Pero muchos de ellos las utilizan tan solo para demostrar que pueden y mandan, y sobre todo por capricho. En este caso, como ya es costumbre, […]
editorial

Suscríbete ahora