Editorial

Otra vez, las protestas

Para hoy se tiene prevista una nueva jornada de protestas y bloqueos, los cuales fueron convocados por la cúpula del Comité de Desarrollo Campesino (Codeca), a la que se han unido otras agrupaciones campesinas y que, de nuevo, como forma de “hacerse escuchar”, vuelven a la carga con sus acciones de hecho.

El grupo pretende movilizar a unas 50 mil personas, y cerrarán las entradas a la ciudad capital, en donde se supone marcharán hacia el centro, y poco les va a importar el caos vial que van a provocar, y el daño a las personas que deben ir a sus trabajos y centros de estudio.

Claro, como a todos los que vienen en los grupos que protestan los “acarrean”, poco les importa el daño que van a ocasionar a los capitalinos que deben ingresar con un horario establecido a sus centros de trabajo. Se tiene entendido que las cuatro columnas de manifestantes, que saldrán del Metronorte, Anillo Periférico, calzada Raúl Aguilar Batres y del Obelisco, todas buscarán llegar al Centro Histórico para converger en el Congreso de la República, para luego enfilar hacia la Plaza de la Constitución.

Ante todo ello, se espera que la Policía Nacional Civil (PNC) actúe como es debido, para mantener el orden y la libre locomoción de las personas, pues tanto unos tienen derecho a manifestar, porque así lo establece la Constitución, como también garantiza que los ciudadanos puedan movilizarse sin que les generen obstáculo.

Guatemala ya no necesita este tipo de confrontaciones, lo que requiere es que todos nos pongamos a trabajar, y en lugar de andar perjudicando a los demás, con protestas sin sentido, se hagan propuestas concretas. Lo único que nos queda es esperar que estas personas no causen alboroto, y que permitan el paso de carros y personas, ya que nadie está obligado a apoyar su movimiento, y muchos tienen que trabajar para poder darle de comer a sus hijos, y con estas protestas hasta se pueden quedar sin empleo.

Pero lo conveniente, para el ciudadano que debe llegar a sus centros de estudio y trabajo, es que salgan más temprano, es decir, van a tener que madrugar antes de que estos señores bloqueen el paso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *