Nacionales

Los echan a la calle

Tabla de contenidos

Bajo la mirada fría de las autoridades y de agentes antimotines, de la Policía Nacional Civil (PNC), ayer fueron desalojadas 80 familias de un terreno que habían invadido en el parcelamiento Las Nubes ubicado en Bárcenas, de la zona 3 de Villa Nueva. En ese lugar los invasores habían estado durante ocho largos meses y ayer con una orden de juez competente se ordenó su desalojo y no les quedo más remedio que abandonar el terreno, y salieron pacíficamente ante la presencia de los agentes antimotines de la PNC y el fiscal del MP.

Los echan a la calle
Las familias utilizaron hasta bicicletas para acarrear sus cosas.
Trataron de dialogar

Varias familias fueron sorprendidas por la acción policial, aunque trataron de negociar para impedir el desalojo, sin embargo las autoridades del MP tuvieron que ejecutar las diligencias, en donde les advirtieron que deberían desmantelar sus champas, si no lo hacían iban intervenir a la fuerza, varios de ellos se lamentaron que no podían hacer nada, en forma voluntaria deshicieron las humildes covachas.

Los echan a la calle
Otro de los afectados se vio obligado de llevar sus camas al asentamiento El Mirador.

Durante el desalojo estuvieron presentes como observadores delegados de la Procuradurías de los Derechos Humanos, bomberos Voluntarios y Municipales, que no fue necesaria su intervención, pues los invasores poco a poco empezaron a sacar sus pertenencias, como camas, estufas, láminas y madera, que contrataron picops y hasta taxis. “No sabemos qué hacer, no tenemos dinero para pagar el alquiler de una vivienda, además los propietarios no aceptan niños, entonces tenemos que vivir en la calle, tengo cuatro hijos, la situación está difícil para mi familia, no quieren dar ninguna solución, queremos comprar un pedazo de terreno”, decía la señora Carmen del Rosario Gutiérrez.

Los echan a la calle
Los invasores contrataron hasta taxi para llevar sus pertenencias.

“Queremos una vivienda digna, pero el alcalde y el Gobierno de Jimmy Morales nunca nos dieron ninguna solución, este terreno es el estado, pero vino un supuesto dueño y nos desaloja”, indicaba la señora Melisa Luna, una de las afectadas. Mientras otros perjudicados indiciaron que los dirigentes del asentamiento El Mirador, se aprovecharon con los cobros supuestamente para pagos de abogados para obtener el título de propiedad, todo fue mentira.

Los echan a la calle
La señora Carmen del Rosario Gutiérrez se mostró frustrada por la acción de la PNC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *