Asesinan a piloto frente a su hijo

Tabla de contenidos

TRATÓ DE IMPEDIR EL ROBO DEL PRODUCTO Y LO ATACARON A TIROS

Un niño de 12 años vio morir a su papá, Gustavo Adolfo Beltetón Pineda, de 55 años, cuando lo acompañaba para repartir un lote de estufas industriales hasta Quezaltenango. El pequeño quería ganar sus primeros centavos para Navidad, pero su sueño fue truncado por culpa de los delincuentes que segaron la vida de su padre, quien fue asesinado a tiros. El infante de milagro está vivo, pues la bala le pasó cerca.

El ataque tuvo lugar ayer a las 05:45 horas, a la altura del kilómetro 25.8 de la ruta Interamericana, a inmediaciones de la aldea Choacorral, San Lucas Sacatepéquez, en donde imperaba un intenso frío, cuando sorpresivamente apareció un automóvil que se acercó y les gritó que tenían la llanta pinchada, pero como ya sabían el truco de los delincuentes, en vez de frenar aceleró la marcha, pero segundos después los individuos lo persiguieron hasta darle alcance y le dispararon.

La familia del fallecido acudió a la escena del crimen, los sobrevivientes narraron los hechos.
La familia del fallecido acudió a la escena del crimen, los sobrevivientes narraron los hechos.

La bala que atravesó el vidrio delantero le impactó en el tórax, mortalmente herido Beltetón Pineda trató de conducir, pero al final se orilló y se desplomó sobre el timón. A la par de la víctima viajaba el niño Adolfo Beltetón Morataya, de 12 años, y el abuelo de este, Seferino Morataya, de 64, quienes salieron ilesos del ataque. El grupo se dirigía a Quetzaltenango a entregar el producto, por lo que habían salido de la zona 18 en horas de la madrugada.

El adulto sobreviviente comentó a los investigadores de la Policía Nacional Civil (PNC), que momentos antes ocupantes del vehículo les hicieron señales con la luz alta, sin embargo Beltetón Pineda presintió las malas intenciones de los maleantes y no frenó, pero el segundo carro verde le efectuó un solo disparo en el vidrio y fue herido. Seguidamente, los agresores se dieron a la fuga rumbo al occidente del país.

Al no detener la marcha, los maleantes dispararon al chofer del camión, quien se dirigía a Quetzaltenango.
Al no detener la marcha, los maleantes dispararon al chofer del camión, quien se dirigía a Quetzaltenango.
Es una banda de robacamiones

Los delincuentes se movilizan en varios automóviles, su modus operandi es aproximarse a sus víctimas para gritarles que el vehículo habría sufrido un pinchazo, para que bajen la velocidad, momento que es aprovechado por otros sujetos para bajo amenazas de muerte despojar del vehículo que transporta producto que transporta, tal como aconteció el 21 de septiembre pasado, cuando dieron muerte al custodio Fredy Adán González Gramajo, quien repelió el ataque pero desafortunadamente se le trabó la pistola, ya no pudo defenderse y fue asesinado.

El camión manejado por Misraí Valdez López, quien sobrevivió del ataque, que transportaba encomiendas que venían procedentes de los Estados Unidos, el hecho de sangre ocurrió en el kilómetro 34 de la ruta Interamericana de la aldea San José Chacayá de Santiago Sacatepéquez.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *