Se inicia el conteo final

Hoy arrancan los últimos 31 días calendario  del año 2016. Año que para muchos fue eterno, para otros en cambio ha pasado tan rápido, que muchas cosas que deseaban hacer aún no las han concluido; otros en cambio sí lograron alcanzar sus metas. Lo importante es que para que caiga la última hoja del calendario, lo vivamos al máximo. Diciembre es el mes que muchos esperan, conocido por los publicistas como “el mes más lindo del año”.Lo cierto es que muchos desean que las fiestas de la Navidad y el Año Nuevo transcurran lo más rápido posible, pues hay quienes no tendrán para llevar un plato de comida a sus hijos, ni mucho menos comprarles algo, tal y como lo enseña la tradición.

La verdad es que lo más importante será pasar con la familia este 24 de diciembre, en paz y en unión, aunque no haya lujos en la mesa, se pueda disfrutar de ese momento especial. Pero sobretodo, como guatemaltecos, lo que debemos hacer es pedir a Dios para que muchas cosas cambien en el seno de nuestros hogares, y con ello también en esta nuestra tierra amada.Esto es solo un anhelo plasmado en estas líneas, compartido por la gran mayoría de guatemaltecos. Pero la realidad es otra, pues vivimos en un país donde la violencia, la corrupción y el desinterés nos han llevado a límites insostenibles, donde a pesar de que se niegue, impera la ley del más fuerte, en donde el asesino mata con toda impunidad.

Ayer, por ejemplo, personas sin corazón y sin sentimientos dieron muestra de su insensibilidad, al asesinar de la forma más brutal posible a una jovencita y, tras descuartizarla, con el mayor de los descaros fueron a tirar parte de sus restos a un costado de una subestación de la Policía Nacional Civil (PNC), en la zona 18. De nuevo, insistimos en lo abordado en estas líneas, es urgente que las autoridades pongan sus “barbas en remojo”, porque la delincuencia ya los ha rebasado, ahora solo falta que ingresen a sus sedes a hacer de las suyas. Solo resta decir que en este mes especial, pidamos a Dios para que tenga misericordia de nuestra bella Guatemala.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *