Escena

Lo asesinan por una deuda

MIXCO

Un grupo de sicarios secuestró y asesino a tiros a José Roberto Molina Colom, de 41 años, cuyo cuerpo fue localizado en avanzado estado de putrefacción, en un barranco ubicado en el kilómetro 18 de la ruta a San Juan Sacatepéquez, en la ruta que comunica con la aldea San Jorge Yuma.

El Comando Antisecuestros de la Policía Nacional Civil (PNC) capturó a Salomón Dávila Martínez, de 25 años, quien fue sorprendido conduciendo un Jeep con placas P-333DKV, propiedad de la víctima.

El arresto tuvo lugar, la noche del miércoles, en una gasolinera donde se abastecía de combustible, en la calzada San Juan y 3a. avenida de la zona 3 de Mixco, luego de ser entrevistado por los agentes aceptó que el vehículo que conducía era de la Molina Colom, además, les mostró el lugar donde había lanzado el cuerpo.

El hecho

Familiares de Molina Colom indicaron a los investigadores que él tenía en venta el Jeep y que había recibido varias llamadas de una persona interesada en comprarlo. El lunes recién pasado salió de su vivienda para reunirse con los potenciales compradores, pero ya no supieron nada de él y, al no localizarlo, recurrieron a colocar la denuncia ante el Comando Antisecuestros.

Los investigadores rastrearon el vehículo, lo que permitió ubicarlo en movimiento el miércoles, por lo que coparon al conductor en la gasolinera.

Confiesa

El detenido, en el interrogatorio aceptó que junto a tres cómplices más lo secuestraron el lunes y le dieron muerte el mismo día, después lo fueron a tirar al barranco.

Los fiscales del Ministerio Público (MP) establecieron que José Molina tenía el rostro desfigurado, aparentemente fue devorado por los animales que por allí pululan, estaba atado con las manos hacía atrás.

Una deuda originó el crimen

Las pesquisas, tanto del MP como del Comando Antisecuestros, revelan que el posible móvil del plagio y crimen es una deuda que el fallecido tenía y al saber el acreedor que iba vender el vehículo, por medio de un desconocido lo contactó para que llegara a un taller de mecánica de la colonia Monserrat, zona 4 de Mixco, donde lo esperaban los individuos conocidos como “El Manitas”, “El Canche” y “El Joel”.

Las Fuerzas de Seguridad creen que Joel Dávila fue quien lo asesinó, ya que tenían problemas por una deuda pendiente; en su celular tenía fotografías de su víctima ya sin vida. Además, Dávila forma parte de una estructura criminal que se dedican al sicariato y trasiego de droga en Suchitepéquez y la capital.

 

Numeralia

 

04:00

horas fue hallado el cadáver.

 

FOTOS: DANILO YANCOS/CBM y PNC

image-2016-05-27 (1)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *